« La terre
un lieu de gloire pour Dieu »

Chapitre général - Capitulo General - General Chapter

Le Chapitre général des Religieuses de l’Assomption, juillet 2006

Homélie de ce jour

Rubrique : Jour après jour — Catherine, 9:36 am

HOMILIA DE SAN FRANCISCO JAVIER
1. ¿Si tuviéramos que buscar dos palabras que centrasen nuestra vocación a la altura de la conciencia histórica y a la vez de la fidelidad evangélica, ¿Cuáles elegiríamos? Yo creo que estas dos: educación y misión; o promoción y evangelización; o liberación y esperanza.
2.
Y cuando yo veo todas estas banderas que están aquí junto al altar y miro el color y distinta belleza de sus rostros y considero los países de donde vienen, no puedo menos de pensar en San Francisco Javier, el gran santo que va desde este cercano París al lejano Oriente cuyo centenario estamos celebrando este año y que concluiremos en los primeros días de diciembre. Para mirarlo como ejemplo, como guía de acción, como intercesor ante Dios, cuando nosotros nos veamos en situaciones difíciles de nuestra acción apostólica. Y lo invocamos hoy con agradecimiento por su gesta heroica, con amor ilusionado, sabiendo que si él dejó Paris con la ilusión de llevar la palabra de Cristo, como paz y amor, libertad y esperanza al mundo, también nosotros podemos hacerlo.

3. Permítanme que subraye dos detalles humildes pero gloriosos de su vida. El primero es su amor al Padre Ignacio, a quien debió su amor a Cristo, su inquietud evangelizadora, su decisión de dejarlo m todo por Cristo. Las cartas en las que le iba contando día a día sus trabajos, penas y alegrías le fueron sosteniendo y confortando. Es la unión de la rama con la raíz y con el tronco.¡ Nunca se sientan solas, nunca pierdan la amorosa comunicación con la congregación y con su comunidad propia, con quienes las dirigen, bien desde el gobierno general y provincial o desde una amistad profunda en Cristo con hermanas a las que sientan espiritual y apostólicamente más cercanas, que permite y lleva a compartir ilusiones, fracasos y esperanzas. ¡ Hay que cuplir el precepto paulino: consolaos mutuamente¡ El segundo detalle es la grandeza de su corazón apostólico y la capacidad para relativizar las cosas en la vida. Cuando él esta ya en plena misión en la India y Japón recuerda las discusiones filosóficas y teológicas de Paris y escribe aquellas frases históricas. “Estase ardiendo el mundo y aquí dejando de creer tantas almas por no haber quien les predique a Cristo y allí en la Universidad de Paris se pierden en discusiones triviales que no conducen a ninguna vida y menos a la vida eterna”. No seré yo quien hable nunca mal de la razón, del análisis teórico y de la universidad, pero hay que mantener la lucidez de corazón para diferenciar los grandes ideales, problemas y esperanzas de fondo, sobre todo para no confundir esas grandes tareas con las minucias y menudencias de cada día. ¡Hoy es necesaria misión con corazón y con inteligencia¡

4. Finalmente me permitiría ofrecerles dos criterios ara su futura acción misionera: esta tiene que ser al mismo tiempo evangélica y evangelizadora. Evangélica quiere decir que tenemos que vivir como vivió Cristo, quien corrió la bella aventura de las bienaventuranzas, que se vivio como hijo ante Dios y hermano de los hombres con un corazón abierto a todas sus miserias, desesperanzas y marginaciones. A tal actitud permanente corresponden sus acciones y milagros. Pero a la vez anuncio el Reino, es decir reveló a Dios como Padre, le propuso a los hombres no como Poder sino como amor y misericordia, los invito a ser hijos, a rezar con la oración del Reino, es decir de hijos del Padre:ABBA, a celebrar el banquete del reino es decir a reunirse como hermanos con el Primogénito para compartir su vida (eucaristía) a confiar su destino a quien es la providencia personificada. Es decir fue evangelio y evangelizador al mismo tiempo. Acción implícita y silenciosa pero a la vez palabra explicita y anunciadora. Otro problema es ver las maneras y métodos de hacer esto dentro de cada país, cultura y contexto religioso. El fin es claro, común e inolvidable para todas; los métodos habrá que discernirlos y elegirlos en cada tiempo y lugar.

ULTIMAS PALABRAS DE SAN FRANCISCO JAVIER MURIENDO ANTE CHINA

Postrado a tus pies benditos
Aquí estoy, Dios de bondades,
Entre estas dos soledades
Del mar y el cielo infinitos

Con sal en la borda escritos
Fracasos de su poder
Rendida de tanto hacer
Frente al mar y a su oleaje
Hoy rinde al fin de su viaje
La barquilla de Javier

Te he confesado hasta el fin
Con firmeza y sin rubor
No puse nunca, Señor,
La luz bajo el celemín.

Me cercaron con rigor
Angustias y sufrimientos
Pero de mis desalientos
Triunfé, Señor, con ahinco,
Me diste cinco talentos
Y te devuelvo otros cinco.

Y si algún día mi casta
Reniega de tí y no basta
Para aplacar tu poder
En la balanza poner
Los propios merecimientos
Pon también los sufrimientos
Que pasó por ti Javier

No Comments

No comments yet.

RSS feed for comments on this post.

Sorry, the comment form is closed at this time.